Maridajes del aceite de oliva: Con qué combina cada variedad de AOVE

variedades

El aceite de oliva virgen extra tiene unos matices tan marcados según su variedad que sería muy simplista decir que la mejor forma de disfrutar de su sabor es tomarlo sólo o utilizarlo para aderezar tus mejores ensaladas. Lo cierto es que cada AOVE tiene unas características únicas, por su variedad, método de extracción o momento de la recolección, entre otros detalles, que lo convierten en un elemento imprescindible para potenciar tus platos, y cada cual tiene su zumo puro de oliva óptimo, el maridaje idóneo. Vamos a repasar algunas de las principales variedades que puedes encontrar en España.

Variedades de aceite de oliva y maridajes

Arbequina

Esta variedad es ideal para pescados blancos, mariscos (tanto cocidos como a la plancha), pollos, escabeches y para aderezar ensaladas de verduras delicadas. Es el aliado perfecto para preparar tus postres. Por su aroma sutil y delicado, el aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina va muy bien con las ensaladas de frutas.

Picual

El AOVE picual es el acompañante perfecto para vegetales hervidos, sobre todo para las patatas. Funciona estupendamente como base para tus arroces, paellas y muchos de tus guisos. Además, puedes acompañar tus tapas de jamón, lacón, cecina y queso con un picual, que sacará todo el partido al sabor de los embutidos por su intensidad. Es el AOVE recomendado para carnes de cerdo y pulpo.

Hojiblanca

Verás como un aceite de oliva de variedad hojiblanca es, por su personalidad basada en la riqueza de aromas, un potenciador clave del sabor de los pescados azules. Usa hojiblanca para preparar platos de salmón o atún. Y es, además, único como aderezo de carpaccios de carne o pescado.

Cornicabra

Es el cornicabra un zumo puro de aceituna muy adecuado para degustarlo en crudo. Notarás sus delicados aromas en tus ensaladas, aliños y salsas, en los que realza con naturalidad todo su sabor. El cornicabra es muy indicado para su uso intensivo en la cocina. Debido a su elevada estabilidad, es el que mejor aguanta sucesivas frituras, sin que puedan apreciarse humos ni fuertes olores a temperaturas elevadas. Es una variedad de AOVE muy recomendable para la preparación de asados de cordero y cabrito, para pescados blancos o incluso para recetas con chocolate, que combina sorprendentemente bien con un pequeño chorrito de cornicabra.

 

Te contamos más sobre estas variedades, maridajes del aceite de oliva y las principales zonas de producción en España en nuestra sección sobre el Aceite de Oliva Virgen Extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *